El pasado día 22 se celebró en Baeza el clásico Torneo de voleibol D. Carlos Morente que ya cumple 24 ediciones.

Cinco equipos en total, dos del CV Linares, dos del club CD Otiñar de Jaén y uno de Marmolejo, lucharon por sistema de liguilla todos contra todos a un solo set de 21 puntos, y los dos primeros clasificados disputaron la final al mejor de 3 set de 15 puntos.

Uno de los equipos que vinieron de Linares era un grupo muy joven que mezclaba tanto cadetes como juveniles..., y que pusieron mucha energía en sus partidos. En varios momentos del torneo mostraron mucha garra y técnica, no obstante, su falta de experiencia hizo que su juego fuera irregular y por tanto, faltó de la suficiente fuerza como para conservar las ventajas de puntos que tuvieron en algunos momentos. Sobresale el nivel de su colocador que mueve con bastante criterio el ataque de su equipo. El futuro del voleibol de Linares parece estar asegurado con estos jóvenes.

El equipo más veterano del CV Linares es un grupo bastante homogéneo que muerde con intensidad en ataque y que defiende sin dar a perder ninguna pelota. También sobresale el juego de su colocador que mostró un buen nivel técnico y táctico, y al que acompañaron sus atacantes. No tuvieron suerte en los momentos más importantes de sus partidos con los equipos de Jaén.

Hay que destacar la calidad de juego de los dos equipos del club CD Otiñar de Jaén, formados por jugadores ya maduros que jugaron a gran nivel en su juventud, y la fuerza de los jóvenes que trajeron. Al final fueron estos dos los que jugaron la final. Juego irregular no obstante en algunas fases de sus partidos que les dieron algunos problemas que supieron resolver con esa tranquilidad de quienes se saben superiores. La final que disputaron fue lo más atractivo del torneo que se tuvo que resolver en el último set. Un año más ganó el torneo este club que es el que ha vencido en la mayoría de las ediciones realizadas. Su alto nivel juego asegura la calidad del torneo cada año.

Mención especial al equipo de Marmolejo que decidió asistir aún con solo seis jugadores, pero que con las incorporación de Carlos Morente (hijo) y más tarde de Andrés Moreno, pudieron mantener un equipo ordenado que casi gana al equipo CD Otiñar A, a la postre ganador del torneo.

Por Andrés Moreno.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios